jueves, 19 de agosto de 2010

Fratpad

El vídeo de hoy viene de Fratpad, una web de pago cuyos miembros tienen acceso a cámaras que graban en tiempo real lo que hacen un grupo de chicos que forman una especie de fraternidad como las de las universidades americanas. Es decir, un Gran hermano gay con chicos guapos y morbosos; la web es vainilla pero hay algún que otro flirteo con el spanking muy recomendable como el que podéis ver a continuación:
video

domingo, 8 de agosto de 2010

Debate: ¿es ser infiel practicar el spanking con alguien que no es tu pareja?

El otro día, a raíz del comentario sobre el auge de los fetichismos, un amigo del blog planteaba una pregunta que creo merecedora de un post aparte, así que aquí está. Para quien entre en el blog solamente para ver fotos y vídeos, o quien no entienda bien español, como es el caso de muchos visitantes, he salpicado la entrada con un simpático fotomontaje que podeis ver completo aquí.
Encontrar a alguien con el que te entiendas bien para formar una pareja es complicado, y dado el número tan reducido de miembros de la comunidad spanko en España, la mayoría de los spankos tienen una pareja "vainilla", como se dice en inglés, es decir, que no está interesada en el spanking. Por lo tanto las opciones para un spanko con pareja normalmente se reducen a prescindir de su fantasía, algo muy difícil, o a practicar el spanking con otras personas. En este caso, ¿le está siendo infiel a su pareja?
Según la idea tradicional de lo que es ser fiel o infiel, la respuesta estará en función de otra pregunta, también peliaguda: ¿el spanking es sexo? Hay razones a favor del sí y también del no:

  • Me parece difícil afirmar que el spanking es algo distinto del sexo. Las personas que nos gusta azotar o ser azotados obtenemos de los azotes un placer de naturaleza claramente sexual, nos excita ver imágenes de azotes, etc. Creo que muy muy poca gente busca en el spanking un castigo sin componentes eróticos y, francamente, si alguien quiere ser azotado porque se siente culpable y no por el morbo de la situación, creo que debería pedir ayuda.

  • También es verdad que el spanking es una actividad diferente del sexo convencional; a los spankees sobre todo, muchas veces nos da morbo ser azotados por personas que no encontramos para nada atractivas para otro tipo de relacionees sexuales, por lo que de ninguna forma son posibles rivales para nuestra pareja, y sin embargo nos da morbo y placer que nos azoten. Probablemente en general para los spankers sí están más relacionados sexo y spanking y quien les resulte atractivo para azotar no suele diferir tanto de quien les gusta para el sexo en general.
Resumiendo, el spanking sí me parece que es sexo, pero también una forma de sexo lo bastante distinta al sexo con tu pareja como para considerar que una cosa interfiera en la otra y signifique necesariamente una infidelidad. Pero eso sí, lo mismo se puede decir de gente que se acuesta con otras personas y para la que la relación con esas personas es puro sexo que no interfiere tampoco con su relación de pareja; por lo tanto si el spanko no es infiel quien queda sólo para sexo tampoco lo sería.
Ahí llegamos a un punto de vista mío particular que sé que mucha gente no comparte, pero para mí la fidelidad es una cuestión cerebral o emocional, más que de entrepierna. Creo que hay gente que nunca se ha acostado con otras personas pero que es muy infiel a su pareja, porque no confía en ella, porque no es leal, porque no la respeta, no la trata bien o porque si no se acuesta con otros es por simple miedo a que lo pillen, y puede haber gente que sí es fiel a su pareja aunque de vez en cuando necesite tener algún tipo de actividad sexual con otra persona, siempre que lo haga con cierta delicadeza: si llego a casa y me encuentro a mi pareja en la cama con otro me enfadaría y me sentiría muy humillado, pero no tanto por el hecho de que se esté acostando con otro, que es algo que puedo entender, sino por haberlo metido en nuestra cama sin preocuparse de que yo pueda entrar, descubrirlos y sentirme fatal; que haga eso implica que no le importa lo más mínimo lo que yo sienta: eso, el respeto o la falta de respeto, es lo más importante en mi opinión, más que el hecho de que tenga relaciones con otra persona.

Aunque la pareja abierta me parezca lo ideal, también es verdad que es muy complicado sentirse tan seguro de uno mismo como para no preguntarse si tu pareja no se enamorará de alguien en estos encuentros sexuales. En el caso de que a tu pareja le guste el spanking, está además la preocupación de si le harán daño y de que esté llevando a cabo una actividad que entiendo que para quien no le guste sea muy difícil de comprender y que la vea como algo peligroso. Por lo tanto surge otra pregunta de difícil respuesta, ¿hay que contarle a tu pareja que quedas con otras personas para spanking?
Hay gente que piensa que eres menos infiel o más respetuoso con tu pareja si se lo cuentas y más infiel si se lo ocultas, pero cuidado, mucha gente le cuenta a su pareja que ha estado con otras personas (tanto si es para spanking como si es para otras formas de sexo) no porque la respete, sino por todo lo contrario, sabe que le tiene tan en el bote que ni se toma la molestia de mentirle ni darle una excusa porque no le importa que a él sí le importe. No siempre la mentira es mala; muchas veces sí, pero otras mentimos para no herir a la otra persona aunque para nosotros sea más cómodo decir la verdad, y en cambio otra gente que presume de sincera no dice la verdad por sinceridad sino por propia comodidad y por insensibilidad al daño que pueda hacer a los demás. Por lo tanto, no creo que haya reglas fijas acerca de si es mejor mentir o ser sincero.
El tema por lo tanto es complejo y no creo que haya una solución general, sino que cada uno tendrá que buscarse la mejor solución conociéndose a sí mismo y a su pareja. En fin, si una sola persona que lea esto saca algo en limpio o se plantea alguna cosa a raíz de leerlo, consideraré que esta entrada ha sido un éxito. Naturalmente, los comentarios están abiertos para quien quiera decir cualquier cosa, aunque para ver el comentario publicado tenéis que esperar a que lo autorice, por culpa del spam; ha entrado bastante últimamente.






martes, 3 de agosto de 2010

Las travesuras de Leo

El vídeo que os ofrezco hoy recurre a uno de los argumentos más manidos del cine spanko: papá entra en la habitación y pilla a Leo, su nene, haciendo cochinadas con una revista. Está claro que el muchacho necesita una lección y se nota que papá tiene ya experiencia en calentarle el culete.

Descubrí este vídeo hace poco pero el papá es un viejo conocido de la antigua productora Brittishboys fetish club, llevada por británicos que buscaban a los modelos en los países del este, donde abundan los chicos guapos dispuestos a dejarse azotar.

video