domingo, 26 de febrero de 2012

Amateur spanking boys

Entre las últimas productoras de spanking que han surgido una de las más prolíficas viene de Europa central, de Praga probablemente. Sus productos se ofrecen a la venta en muchas webs diferentes pero con los mismos contenidos o muy parecidos, entre ellas spankingboysvideo y amateurspankingvideos. No es de mis favoritas porque son prácticamente vídeos caseros que van muy al grano sin mucho morbo, viéndolos hasta tengo mis dudas de si el spanker disfruta zurrando a los chicos. Pero sí que en muchos de sus vídeos plantean una situación que me gusta mucho, que son dos traviesillos azotados a la vez, uno sobre cada pierna del papá, como en este trailer.

video

sábado, 18 de febrero de 2012

Clubes de spanking en Europa

En una entrada reciente un lector habitual, Mario Rabal, al que envío un saludo, daba información sobre el club de spanking que existe en Berlín y recomendaba este tipo de locales como forma segura de introducirse en el spanking, al ser un sitio público. No tengo claro que para alguien a quien le asuste en cierto sentido tener su primera experiencia sea fácil visitar un local de spanking en un país extranjero, pero es cierto que a veces estando en una ciudad donde nadie o casi nadie te conoce desaparecen ciertas inhibiciones que puedes tener en tu país. Si se viaja con amigos, o no digamos con la familia, es más complicado, pero para quien tenga ocasión no dudo en recomendar la visita.

¿Cómo funciona la cosa? Bueno, se trata de locales fetichistas que albergan todo tipo de eventos: fiestas de ropa interior o de desnudo integral, de ropa de deporte, de cuero, etc. y que con mayor o menor frecuencia ofrecen también fiestas spank. Al llegar uno paga la entrada (no suelen incluir consumición pero los precios son bastante razonables) y puede quedarse en la barra y tomarse una cerveza o empezar a merodear por el local y a escuchar y entrever las zurras que tienen lugar. Como en cualquier sitio de ligoteo, se intenta atraer la mirada de quien nos gusta y desviar hacia otro lado la de quien no nos gusta. A la hora de proponer recibir una zurra o darla, hay gente muy educada que primero te da conversación y otros te dan un azote directamente y te señalan hacia algún sitio vacío donde te pueden poner sobre sus rodillas; igual que para ligar hay gente más o menos directa. Es divertido que por lo general se mantienen los roles y son los spankers los que contactan con los sumisos, aunque no siempre. El desnudo suele ser gradual, aunque hay quien prefiere bajar o bajarse directamente los calzoncillos. Por lo general los azotes se dan sobre las rodillas pero también se pueden ver zurras más fuertes con varas, correas o palas, suministradas por el local o bien traídas desde su casa por los clientes. Además de las zurras, si las dos partes se muestran predispuestas, puede haber sexo, por lo general light, aunque a última hora algunos llegan a practicar sexo completo o incluso orgías de tres o más; eso ya a gusto del consumidor. La clientela es variada, aunque predomina gente mayor o incluso muy mayor. Los de menos de 40 son los que están más solicitados en principio, sobre todo como spankees. Quien vaya buscando cuerpos perfectos y bellezones, no es el sitio; pero hay mucha gente de aspecto normal y señores mayores razonablemente atractivos. El problema evidentemente es el idioma; quien no se le dé bien el inglés tendrá que reducir la comunicación a lo básico, lo cual a lo mejor no es un inconveniente :-)

Estas son las generalidades; puedo particularizar un poco los sitios que conozco:

- Boyz and sirs (Londres): Mi favorito probablemente. Está muy bien situado, al lado de la estación de Vauxhall, que es un nudo de comunicaciones fácilmente accesible por metro o tren. Se dedica al spanking los sábados por la tarde de 2 a 7, un horario muy extraño para los españoles, y a veces también los jueves por la noche. No hay cabinas cerradas y las zurras se dan en los recovecos del local, que se tapan un poco mediante cortinas improvisadas. Los ingleses respetan mucho la intimidad ajena y suelen limitarse a echar una mirada breve a lo que pasa dentro e irse. Hay unos cuantos frikis muy llamativos que van vestidos de uniforme colegial o con la capa antigua de los profesores o desnudos con un arnés. Pero la mayoría de los clientes son muy amables y la comunicación no se suele reducir a la zurra, el ambiente es amigable.

- Clef (París): Muy bueno también. Es un caso un poco especial porque Clef es la asociación que se reúne en diferentes sitios de París. Ahora mismo utilizan los bares Next (cerca de Chatelêt les Halles) y SecteurX (en el Marais, la zona gay por excelencia), además de la sauna Mykonos (por Pigalle) y en cada uno de ellos hay un encuentro mensual el sábado por la tarde, o el viernes noche si es en la sauna. Next está bien y tiene bastantes cabinas y SecteurX es más pequeño y estaba menos frecuentado la única vez que fui; lleva menos tiempo albergando fiestas spank que Next. La sauna es bastante menos recomendable. Dos veces al año, en junio y en diciembre, Clef tiene sus dos encuentros más importantes, donde va gente de toda Francia e incluso de otros países, pero cualquiera de sus eventos habituales está bien. Si no hay cabinas, los franceses son más descarados que los ingleses y tiende a congregarse un montón de espectadores en torno a la zurra; a veces hay que llamarle la atención de forma suave a alguno que intenta tocar (aunque otras veces la mano también es bienvenida). Pero el ambiente también es bueno; muchos de los clientes se defienden en inglés, aunque no todo el mundo. Son un poco más jóvenes que en Inglaterra, lo cual tampoco es decir mucho :-), y hay menos frikis de uniforme, aunque más desnudos o en ropa interior.

- Böse Buben (Berlín). Cuando fui estaban en una zona realmente poco recomendable, ahora se han movido a un local más céntrico y moderno. Funciona todos los viernes y todos los sábados, por lo que hay menos gente que en Londres o París, donde al haber menos citas se concentran más asistentes. No sé si en el nuevo local el ambiente será el mismo; en el anterior se veían zurras realmente fuertes, con la gente tomando poppers para aguantar el dolor. Pero no hay ningún problema si se les hace ver que sólo quieres una zurra con la mano. Eso sí, muchos de los clientes sólo hablaban alemán.

- Spanklub (Bruselas). Se reúne la tarde del tercer domingo de cada mes en el Duquesnoy, un bar de tres pisos situado en la calle del mismo nombre en el centro de Bruselas. A diferencia de Londres, París o Berlín, donde la gente que va son muy aficionados, muchos de los clientes son habituales del bar que no van específicamente a la fiesta spank y a veces ni siquiera saben que ese día la hay, por lo que está muy bien para quien busque spank y sexo, o más sexo que azotes. Por ello la clientela es bastante más joven, aunque menos numerosa, que en Inglaterra, Francia o Alemania.

- The Church (Amsterdam). Es bastante parecido al club de Bruselas en cuanto al tipo de gente y lo que busca, aunque es más pequeño y los encuentros spank son más esporádicos (un domingo cada dos meses). Muchas veces coinciden la misma tarde de domingo fiestas spank en Bruselas y Amsterdam, que están a pocas horas de distancia en tren, y el público se reparte entre las dos. El local se encuentra muy céntrico también. A diferencia de Berlín, todo el mundo habla inglés sin problema, aunque pocos buscan charla, el ambiente es menos amigable en mi opinión que en Londres, París o Berlín.

Si vais de viaje por Europa algún fin de semana, ya sabéis. He oído también que existen clubs en Manchester y en Dortmund, pero no los conozco. Cualquier noticia sobre ellos es bienvenida.

jueves, 9 de febrero de 2012

Vintage Jock Spanking

Os presento un vídeo que no conocía en el que salen varias escenas con diferentes chicos. No parece ser de ninguno de los estudios especialistas en el género, así que tal vez se trate de una incursión en el spanking por parte de un estudio porno generalista.

jueves, 2 de febrero de 2012

Guía para iniciarse en el spanking

Imagino que muchos de los que leeis el blog fantaseáis con dar o recibir una azotaina, os atrae la idea pero os cuesta dar el paso para hacerlo en la realidad. Es una decisión personal: hay fantasías que tienen mucho morbo como tales y son decepcionantes en la práctica, pero si la fantasía sigue ahí persistente, pues no tiene nada de malo probar. Naturalmente esta entrada va dirigida a los novatos en la materia.

En primer lugar, yo daría un mensaje tranquilizador. He tenido encuentros con mucha gente a lo largo de ya unos cuantos años y algunos han sido muy buenos, otros más o menos y otros han salido mal, pero nunca he sentido nada parecido al peligro. Hemos visto todos muchas películas de alguien que queda en una cita a ciegas y da con un asesino, un tarado, etc. y es inevitable ser un poco aprensivo, pero eso afortunadamente es ficción. Eso no quiere decir que no haya que tomar unas precauciones mínimas:

- hablar o chatear un poco con la persona antes de quedar. La forma de escribir dice mucho y en seguida delata si la persona es de confianza o no. Además de por seguridad, es bastante más probable que alguien que se moleste en decir por Internet algo más que ¿tienes sitio? y ¿cam? pueda ofrecerte una experiencia mucho más placentera que el salido de turno que tiene mucha prisa.

- la primera vez que se queda con alguien, es una buena idea verse en la calle o en un bar y no directamente en su casa ni en la tuya. El lenguaje verbal y no verbal dice mucho y generará confianza; y si no la genera, pues pones cualquier excusa y te largas.

- para los que les guste el bondage, no dejarse atar ni amordazar hasta que no tenemos mucha confianza con esa persona.

- fijarse un mínimo en su perfil. Si pone fotos o enlaces a vídeos donde pegan a alguien hasta destrozarlo pues a lo mejor hay que plantearse algunas cosas.

- mientras no se conoce bien a la persona, limitarse a azotes con la mano. Si todo va bien, se puede pasar a una zapatilla, un latiguillo o una pala de plástico o de cuero de estos de sex-shop. Mucho ojo con las varas, cinturones e instrumentos de factura casera, porque no son fáciles de manejar y pueden hacer mucho daño en manos de presuntos "expertos" que no los saben usar. Los cinturones hay que doblarlos bien para asegurarse de que no van a golpear donde no deben. Que no te utilicen de conejillo de indias a ver que tal saben usar la fusta de caballos que han encontrado en la casa de la familia en el campo.

- el spanking es pegar solamente en el culo o como mucho en la parte superior de los muslos. Los glúteos son los mayores músculos del cuerpo; no recubren órganos vitales ni huesecillos delicados. Si vas a lo bruto, te puedes estropear la piel, pero no va a pasar de ahí. Pegar en las manos, en los pies, en la zona de los riñones o en la parte de atrás de las rodillas, no es spanking, es, sin ánimo de ofender, notenerputaideing (perdón por el chiste).

- ser amo, dominante o spanker no tiene nada que ver con ser grosero, maleducado, maltratar a la otra persona, hacer que se sienta mal ni presionarla para que haga lo que todavía no está preparada para hacer o simplemente no le gusta ni le va a gustar. Un buen amo sabe que él juega a que es quien domina la situación, pero lo que hace en realidad es interpretar hasta dónde desea el sumiso que llegue su castigo; una vez un dominante muy bueno me dijo que en una buena sesión es el sumiso el que manda en realidad y, no sé si lo estoy explicando bien y se entiende lo que quiero decir, pero creo que tiene razón.

- para mayor seguridad, se puede recurrir a una palabra clave que, si es pronunciada, interrumpa la sesión. Para no tener que llegar a eso, que no deja de ser un cierto fracaso, no está de más preguntarle a la "víctima" durante su castigo si está a gusto; para mí al menos, eso no me corta el rollo para nada sino al contrario, me asegura que estoy con una persona a la que le importa que yo también disfrute y en la que puedo confiar.

Estos consejos parecen de perogrullo, pero seguramente no estarán de más. Siguiéndolos, la experiencia puede ser más o menos morbosa, más satisfactoria o más decepcionante, pero nunca va a ser peligrosa. Luego hay pieles más sensibles que otras y el enrojecimiento de los azotes puede durar más o menos y ser más o menos intenso; fotos que pueden parecer terribles no lo son tanto. Para ir sobre seguro, se puede usar crema aftersun después.

Por lo demás, el problema del spanking es que no somos muchos aficionados y a cada uno se puede decir que nos gusta una cosa diferente. Más fuerte, más flojo, con sexo, sin sexo, con juego de roles, sin juego ... Lo que a veces me comentan algunos, y estoy de acuerdo, es que hay unos cuantos brutos sueltos con los que hay que andarse con ojo. Creo que esta y otras prácticas se han popularizado en los últimos años, y todo lo que es el mundo s/m parece que ha servido como salida para gente con problemas variados cuya única forma de ligar es convertirse en amos. A veces es fácil identificar estos amos advenedizos, que te preguntan si aguantas mucho, te dicen que no admiten límites, o son totalmente rígidos respecto al contenido de la sesión; sólo les importa lo que a ellos les gusta y les trae sin cuidado lo que te guste a ti. El spanking debe ser un juego morboso y al final placentero para los dos participantes; no tiene nada que ver con malos tratos ni con una tortura consentida ni con una terapia para exorcizar no sé que complejos o culpabilidades, eso último ya no sería terreno del sexo sino de psicólogos o psiquiatras.

Espero que no parezca que estoy atacando a los spankers o poniéndolos en duda. Hay muchas personas con fantasías de dominar y zurrar al otro para darle placer al mismo tiempo que también ellos lo experimentan y lo hacen estupendamente, por suerte para mí y para muchos. Algunos de ellos también tienen muchas dudas al principio porque les preocupa que puedan hacer daño o traumatizar al spankee. Es recomendable y se aprende mucho recibiendo una zurra primero; muchos de los mejores spankers que he tenido empezaron en el otro lado. En cualquier caso, hay que aprender el lenguaje corporal del chico al que azotas y saber cuándo necesita más o menos intensidad. Ante la duda, preguntar; y ante la duda muy grande, siempre es mejor quedarse corto que pasarse.

Al final se trata de aplicar un poco el sentido común y sobre todo de hablar y comunicarse con la otra persona; es relativamente fácil evitar a la gente conflictiva, que no deja de ser una minoría. Dando y recibiendo zurras he conocido por lo general a gente encantadora y, aparte de satisfacer morbos, es una experiencia muy rica en muchos sentidos. Quien desee probar y pasar de la fantasía a la realidad, no se va a arrepentir. Y si la primera vez no es gran cosa, pues es lo más normal, las primeras veces suelen ser mediocres y luego con la práctica ya va saliendo mejor; el spanking no es una excepción.